Nota Publicado: 28 Jun 2018, 11:07
Hola, hasta ahora he montado en el Abismo 3 veces: una el año pasado, y las otras 2 el mismo día hace poco. Sólo he montado 3 veces porque a mí toda la vida siempre me habían dado miedo las atracciones un poco gordas, y no fue hasta hace algo menos de 2 años que vencí ese miedo y le cogí afición a este tema (y concretamente, en el caso de Abismo me he enamorado xd).

El caso es que antes de montar por primera vez, yo había leído en internet diferentes versiones sobre cómo te sujetan las barras: unos decían que al llegar arriba y hacer la inversión tu cuerpo se separa del asiento como si te fueses a caer, mientras que otros decían que la barra te sujeta perfectamente y que no te mueves. Uno de los que me contaron la primera versión (es decir, que quedas un poco suelto) fue un chico con el que hablé en persona y que según sus propias palabras "estaba un poco fondón", y que por eso no había podido llegar a ajustarse la barra del todo.
Pues bien, cuando yo monté por primera vez hace algo menos de un año, el recuerdo que tengo fue de estar perfectamente sujeto y no despegarme del asiento en ningún momento, quizá porque yo en cambio soy muy delgado y casi no tengo barriga, con lo cual pude ajustar la barra perfectamente sobre mis muslos. Además, como ya sabréis muchos por aquí, estas barras se cierran con un sistema hidráulico y no sólo con un trinquete como en otras atracciones, lo cual permite un ajuste mucho más perfecto.
Sin embargo, cuando hace poco me monté 2 veces en un día, la sensación que tuve fue distinta: para empezar, durante el lift vertical notaba que mi cuerpo ya empezaba a tirar de la barra, incluso antes de la inversión propiamente dicha. Es decir, no era sólo que mi espalda se apoyase en el respaldo del asiento, sino también como si me fuese a escurrir "hacia arriba" y que la barra estaba ahí impidiéndolo, lo cual me moló pero me pilló por sorpresa, ya que en el lift vertical yo sólo esperaba que mi espalda se apoyase sobre el respaldo y nada más. Y luego, ya en la propia inversión, ahí sí sentí que mi cuerpo se despegaba del asiento como si me fuese a caer y se quedaba colgando de la barra (aunque esto también me moló).

Una cosa que observé estas 2 últimas veces fue que después de ajustarme la barra en la estación antes de empezar la atracción, a pesar del sistema hidráulico la barra tenía un poco de holgura y si tiraba de ella hacia arriba cedía un poco (como un centímetro o así), por eso en la inversión me separé un poco del asiento. Sin embargo, ¿no es extraño que la primera vez no me pasase eso?
Se me ha ocurrido que a lo mejor no en todos los asientos las barras sujeten exactamente igual (en estas 3 veces que he montado, cada vez he ido en un asiento diferente). O incluso que por el uso y el mantenimiento, unas veces las mismas barras tengan un poco más de holgura que otras (siempre dentro de un margen de seguridad). Pero esto no me lo ha dicho nadie, simplemente es una teoría que se me ha ocurrido a mí como una posible explicación. De hecho, la primera vez que monté era otoño, y en esa época el parque abre menos días y menos horas, con lo cual el desgaste es menor, mientras que las otras 2 veces que he montado han sido en verano, cuando el parque abre todos los días y durante más horas, con lo cual no se si por el mayor uso pueden aparecer pequeñas holguras que sigan estando dentro de los estándares de seguridad. Ya digo que en este sentido hablo desde el desconocimiento, simplemente es por intentar buscarle una explicación.

¿Alguien más que haya tenido diferentes sensaciones en diferentes momentos en esta atracción? ¿y alguien más que también sienta lo que decía de escurrirse en el lift vertical?

Un saludo.
Saltar a: