En 2014 Shanghai tendrá el mayor parque Disney del mundo 14/01/2009
En 2014 Shanghai tendrá el mayor parque Disney del mundo

Mickey Mouse debe andar buscando un cursillo acelarado de mandarín.El ratón de carismáticas orejas redondeadas y su pandilla de animados colegas deberán aprender las sutilezas del idioma chino para saludar con un Ni hao convincente a los visitantes de Disneylandia Shanghai. Tras una década de negociaciones intermitentes, dos compañeros atípicos -la multinacional del entretenimiento norteamericana y el gobierno comunista de la metrópoli china- se han decidido a dar el impulso definitivo al proyecto, que se podría convertir en una de las mayores inversiones extranjeras jamás realizadas en el gigante asiático.

El parque se proyecta en una parcela de 10 kilómetros cuadrados que ya ha sido reservada en Chuansha, a 20 minutos de coche desde el aeropuerto internacional de Pudong. Sus puertas no abrirían hasta el año 2014 y se calcula que su construcción podría costar la friolera de 3.590 millones de dólares. Pero la factura de atracciones, hoteles y centros comerciales no la pagarán al completo los herederos de Walt Disney. Según adelantaba esta semana el Wall Street Journal, citando una fuente que ha sido testigo del acuerdo, el gobierno de Shanghai aportará los terrenos y se encargará de la construcción del recinto vacacional.

A cambio, la administración de Shanghai retendrá el 57% de su propiedad y, por tanto, también de los beneficios. Walt Disney Company, por su parte, se quedará con el resto (el 43%) y la responsabilidad de la gestión del parque, de los royalties y el márketing, entre otros. Pero por encima de todo, el acuerdo permitirá a Disney asociar su marca en China a algo más que dedos arrancados o sueldos infames en las plantas locales que fabrican sus peluches. Obtendrá, por fin, la posibilidad de conquistar un trocito del corazón de los pequeños emperadores que son los hijos únicos en las familias chinas. Y de paso, claro está, hacer el agosto con las carteras de los abuelos y progenitores de éstos.

La división de parques y resorts de la compañía ha confirmado que el acuerdo ha cristalizado ya con las autoridades de Shanghai, pero que, dadas las dimensiones del proyecto, habrá que esperar al visto bueno de la poderosísima Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma, en Pekín. El principal diario de Hong Kong en inglés, sin embargo, daba ayer por superada esta fase, dando por hecho la luz verde del Gobierno central («de forma verbal», eso sí) a la aventura de Mickey en Shanghai.

Pero tampoco sería la primera vez que haya que rectificar. Durante los últimos 10 años, el sueño de un Disneylandia en el país más poblado del mundo ha tenido que superar los recelos de Hong Kong, que presionó para retrasar el proyecto al temer que su propio parque Disney, inaugurado en 2005, pudiera sufrir con la competencia de un recinto mucho mayor en Shanghai. En 2006, los planes casi descarrilan por completo cuando el alcalde de Shanghai, uno de los principales valedores del parque de atracciones, fue arrestado y posteriormente procesado en uno de los mayores escándalos de corrupción que China haya visto en las últimas décadas.

PKTK


Facebook Twitter Digg del.icio.us Technorati Bitacoras

No hay comentarios
Deja un comentario

Si no eres usuario registrado del club, no podrás comentar. ¡Regístrate!

Si ya estás registrado, identifícate.